Nuevas restricciones ante la alarmante escalada de contagios tras la Navidad

Nuevas restricciones ante la alarmante escalada de contagios tras la Navidad España comienza a encerrarse de nuevo por temor a la nueva ola y a la cepa británica Lunes, 4 enero 2021, 19:29 Madrid no espera para endurecer las restricciones / ATLAS ESPAÑA Comienzan a encenderse luces de alarma en todo el territorio nacional. Los peores presagios han comenzado a hacerse realidad y eso que el 'efecto Navidad' y la llegada de la 'cepa británica' todavía no se han reflejado en su plenitud en las estadísticas. 

El número de contagios, aun sin llegar a cifras récords, se ha disparado con un aumento semanal del 25% que deja abierta de par en par la puerta a que España se sumerja en la temida tercera ola. Frente a los 24.462 positivos que el departamento que dirige Salvador Illa notificó el lunes de la pasada semana, el ministerio informó hoy de 30.579 nuevos infectados para idéntico periodo de cuatro días festivos. 

Este fuerte incremento dejó en 1.958.844 el número total de personas infectadas oficialmente en el país. Así, España empieza a encerrarse de nuevo ante el temor a una nueva oleada de la covid y antes incluso de que acaben las vacaciones de Navidad. 

La situación epidemiológica no ha hecho más que empeorar y eso sin contar con que todavía no han aflorado los contagios durante las fiestas. Y todo ello, sobre todo, a expensas de saber la penetración de la 'cepa británica' en España. Por el momento, según los datos recopilados por Sanidad, la nueva variante del SARS-CoV2, que se transmitiría con un 70% más de facilidad, se ha detectado ya en seis comunidades diferentes (Madrid, Andalucía, Galicia, la Comunidad Valenciana, Asturias y Euskadi) donde se han detectado 30 casos confirmados, aunque hay decenas de otros contagios en estudio. No obstante, en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) dan por hecho que serán muchos más los positivos de esta nueva cepa, ya que hasta ahora solo se están analizando los casos sospechosos que tengan algún vínculo con viajes recientes al Reino Unido o Sudáfrica. Precisamente -según sospechan en Sanidad aunque no tienen información fidedigna ni directa por parte de las autoridades británicas- esta nueva variante está detrás del fortísimo repunte de casos en Gibraltar y en los aledaños de la colonia. El Gobierno de la Roca decidió este sábado ordenar un nuevo confinamiento domiciliario después de que detectar 973 casos activos en una población de 34.000 habitantes, cuando hace 15 días solo tenía 60 positivos. Casi al mismo tiempo la Junta de Andalucía acordó el cierre perimetral inmediato de los ocho municipios integrados en las áreas sanitarias Campo de Gibraltar Este y Oeste al presentar la mayor tasa de incidencia por 100.000 habitantes a 14 días en Andalucía, situándose en 316 casos frente a los 140 de la media andaluza. Se trata de las localidades de La Línea de la Concepción, Algeciras, Los Barrios, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, San Martín del Tesorillo, San Roque y Tarifa. 

La práctica totalidad de los más de 10.000 trabajadores trasfronterizos españoles en la colonia proceden de estos municipios, según explicaron fuentes de Sanidad. Madrid, que este fin de semana confirmó haber detectado nueve casos de la nueva variante SARS-CoV-2 B.1.1.7, tampoco quiso esperar al final de las vacaciones para endurecer los confinamientos. 

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso decidió ampliar las restricciones de movilidad a ocho nuevas zonas básicas de salud y cinco localidades, por lo que, a partir de este lunes un total de 18 zonas básicas de salud y cinco municipios de la región tendrán prohibida la entrada y la salida de ellas salvo por causas justificadas. Cataluña avala nuevas restricciones con el objetivo de «parar el país« y los contagios de Covid-19 entre las que destacan el confinamiento municipal y limitaciones al comercio por un periodo de diez días que empezará a partir del jueves 7 de enero. Podrán abrir aquellos comercios con una superficie de hasta 400 metros cuadrados a un 30% de su aforo y los fines de semana solo podrán abrir aquellos establecimientos de productos esenciales mientras que los centros comerciales permanecerán cerrados todos los días, y los sectores de la restauración y la cultura se mantienen con las restricciones actuales. En Aragón, por el momento, no se han notificado casos de la nueva cepa, pero el Ejecutivo regional acordó regresar al denominado 'nivel 3 agravado' ante el aumento de la incidencia y, sobre todo, ante la previsión de fuerte aumento de casos a cuenta de los encuentros sociales en Navidad. La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, no se anduvo por las ramas: «Ha sido una semana devastadora», anticipó antes de detallar el cierre de los comercios a los 20:00 horas, las restricciones de aforos en todo tipo de locales.